Sobreanalizando los tres nuevos segundos de material de Game of Thrones temporada 8.

Nuestra larga noche ha terminado, fans de Game of Thrones: HBO nos ha dado nuestro primer vistazo oficial de la temporada 8….los tres segundos de la misma, en medio de otros avances de series de la cadena:

Eso es todo; unos segundos de Jon Snow llegando a Invernalia, abrazando a Sansa, y ella mirando intensamente algo fuera de la pantalla. No es mucho, pero a falta de meses para ver el producto final, nos basta para ponernos a analizarlo obsesivamente.

Esto no parece el último abrazo que Jon y Sansa compartieron cuando se vieron por primera vez en años en el Castillo Negro. Allí, Sansa se arrojó a los brazos de su hermano con lágrimas en los ojos, y después de todo lo que había pasado en las últimas temporadas, ¿quién podría culparla? Pero aquí no hay lágrimas. Sansa parece cautelosa, incluso tensa. ¿Por qué podría ser eso? Estamos suponiendo que tiene que ver con lo que sea, o con quien sea, Sansa está mirando (¿deslumbrantemente?).

Podría estar mirando a Arya o a Bran, pero su aspecto parece demasiado severo para eso; después de la ejecución de Meñique, se lleva muy bien con ambos. Alternativamente, si estuviera mirando a un dragón, imaginaríamos que sus ojos serían más abiertos y su mandíbula mucho más cerca del suelo. No, sospechamos que Sansa está mirando a Daenerys Targaryen, recién llegada a Invernalia.

No hace muchos años que los soldados del Norte y del Valle lucharon contra los Targaryens durante la Rebelión de Robert. Durante la séptima temporada, Sansa tuvo problemas para mantener a estos señores y a sus herederos bajo control, y probablemente le preocupa que la posibilidad de que trabajen con la hija del Rey Loco por el que lucharon en una guerra para destronar pueda causar problemas. Recuerden: muchos de estos señores aconsejaron a Jon que no fuera a Rocadragón el año pasado, y Sansa estaba allí con ellos.

 

Y todo esto probablemente empeorará cuando los señores se enteren de que Jon no sólo ha hecho un aliado de Daenerys, sino que más bien se ha arrodillado ante ella como su reina, si es que no lo han descubierto ya. Si sumamos todo esto, Sansa tiene buenas razones para estar preocupada.

Dicho esto, esperamos que Sansa y los lores de Invernalia aprendan a ver a Dany como una ventaja. El rey que eligieron puede haber doblado la rodilla ante alguien en quien desconfían, pero a cambio, sus filas están llenas de soldados Inmaculados, jinetes Dothraki y dos dragones. Sansa trabajó durante la temporada 7 para fortificar Invernalia y el Norte contra una invasión del ejército de los muertos, pero puede que no sea suficiente. Una vez que el Rey de la Noche llegue a las puertas, las fuerzas de Dany pueden significar la diferencia entre la victoria y la derrota, y será difícil no apreciar su valor en ese momento. Aunque al principio puede haber cierta tensión entre Dany y Sansa, apostamos a que Sansa cambiará de opinión.

Sophie Turner ha dicho que, en la temporada 8, Sansa tendrá “una familia detrás de ella”. Eso suena positivo. Por supuesto, también dijo que los episodios finales estarían “llenos de traición”, así que es difícil saber qué pensar. ¿Saben una cosa? Tal vez sólo está mirando a Fantasma mientras da vueltas en el patio.

¿Qué opinan de esto? Susurremos, y oremos a los Siete para que un trailer completo esté a la vuelta de la esquina.

Deja un mensaje