La Sombra del Príncipe de Plata: ¿Quien era Rhaegar Targaryen?

Ensayo de JoeMagician publicado el 16 de Agosto de 2017 en Watchers on the Wall

La Batalla del Tridente, por Justin Sweet

Rhaegar Targaryen. La R en R + L = J. El hombre muerto que Robert Baratheon maldijo hasta sus últimos días. Un hombre honorable según los que lo conocían, que disfrutaba pasar su tiempo tocando su arpa entre el pueblo llano. Un demonio para aquellos que lo vieron desde el otro lado de la guerra.

Con todos los informes y opiniones en conflicto sobre Rhaegar Targaryen, ¿quién era él realmente? ¿Por qué los fans están obsesionados con él a través de Twitter y las redes sociales, y por qué es importante lo que se reveló en el último episodio de Juego de Tronos sobre su anulación de matrimonio?

Empecemos con lo básico. Parte de la información sobre Rhaegar proviene de los libros y puede que no se incluya en el show.

Rhaegar nació como príncipe heredero de los Siete Reinos en el 259 A.C. (después de la conquista, 39 años antes de los acontecimientos de Juego de Tronos). Sus padres eran Aerys II, el Rey Loco, y la hermana de Aerys, la reina Rhaella. Él nació en el palacio de verano de los Targaryen Refugio Estival en el día que este lugar explotó matando a la mayor parte de su familia, incluyendo al rey de ese momento Aegon V. Se rumoreó que el rey Aegon intentaba eclosionar huevos del dragón, y un accidente terrible tragó a los Targaryen en llamas. Rhaegar llevó sus muertes consigo por el resto de su vida, aunque él era solamente un recién nacido.

Contrariamente a la imagen de Rhaegar como el violador brutal que recibimos de Robert Baratheon:

En su juventud, Rhaegar fue descrito como absorto en los libros, introvertido e inteligente, y que prefería la compañía de bibliotecas a la de otras personas.

De Barristan a Daenerys en Tormenta de Espadas – Daenerys I:

“De muy joven, el príncipe de Rocadragón era un devorador de libros hasta el cansancio. Comenzó a leer tan temprano que la gente decia que la Reina Rhaella debió haber tragado unos libros y una vela mientras lo llevaba en su vientre. Rhaegar no se interesaba en jugar con otros niños. Los maestres estaban asombrados por su ingenio, pero los caballeros de su padre se burlaban ácidamente de que Baelor el Bendito había nacido de nuevo. Hasta que un día el Príncipe Rhaegar encontró algo en sus pergaminos que lo cambiaron. Nadie sabe lo que pudo haber sido, sólo que el chico apareció de repente una mañana temprano en el patio cuando los caballeros se ponían la armadura. Se acercó a Ser Willem Darry, el maestro de armas, y dijo: “Necesitaré espada y armadura. Parece que debo ser un guerrero.”

Se debate hasta el día de hoy sobre lo que Rhaegar leyó en sus pergaminos que cambió su vida, pero de una manera muy dramática, a partir de ese día Rhaegar fue diferente. Comenzó a pelear, justar, participar en la política, mostrar interés en la gente, y ser el príncipe que los que lo rodeaban deseaban que fuera. Un joven líder marcial cuando su padre Aerys comenzó a mostrar signos de su próxima locura. Alguien que el reino podía llevar más fácilmente sabiendo que estaba en línea para tomar el trono.

En público, él era el guerrero noble y buenmozo que venía a dirigir los Siete Reinos descrito por Ser Barristán.

Rhaegar inspiró devoción y amor a muchos. Cersei Lannister en su juventud había esperado casarse con Rhaegar, pensando interiormente que ella lo hubiera preferido sobre su gemelo Jaime.

Junto a Rhaegar, incluso su bello Jaime no parecía más que un niño calloso. El príncipe va a ser mi esposo, pensó, aturdida de emoción, y cuando el viejo rey muera, seré la reina. Su tía le había confiado esa verdad antes del torneo. “Tienes que estar especialmente hermosa” le dijo lady Genna, arreglándole el vestido, “porque en la fiesta final se anunciará que tú y el príncipe Rhaegar se comprometerán.”

Festín de Cuervos – Cersei V

También fue conocido en todo el mundo por sus habilidades como cantante y tocando el arpa.

El príncipe Rhaegar volvía de Dorne, y él y su escolta se habían quedado allí quince días. Era tan joven entonces, y yo era más joven. Muchachos, los dos. En la fiesta de bienvenida, el príncipe había tomado su arpa de plata y había tocado para ellos. Una canción de amor y perdición, recordó Jon Connington, y cada mujer en la sala estaba llorando cuando dejó el arpa.

 Danza de Dragones – El grifo renacido

Siempre había algo extraño en Rhaegar, sin embargo, notado desde el principio en su vida por aquellos a su alrededor, y el mantuvo a la mayoría de la gente a distancia. Nadie lo conocía realmente, sólo sabían lo que él escogía mostrarles. Y para sus secretos más profundos, mantenía un consejo muy privado. ¿Por qué? Porque Rhaegar creía, muy fuertemente, en la profecía y que él, o eventualmente sus hijos, cumplirían esa profecía. Pueden reconocerlo a través de Melisandre esta temporada cuando ella se la describió a Daenerys.

El príncipe que fue prometido, que vencería la oscuridad y salvaría al mundo del eterno invierno. Resulta que el principal confidente de Rhaegar acerca de esto era el viejo Maestre Aemon, con quien se escribía de vez en cuando durante muchos años. Aemon, en su lecho de muerte en los libros, describe sus interacciones.

“Nadie ha buscado una niña,” dijo. “Era un príncipe que fue prometido, no una princesa. Rhaegar, yo  pensé. . . el humo era del fuego que devoraba Refugio Estival el día de su nacimiento, la sal de las lágrimas derramadas por los que murieron. Compartió mi creencia cuando era joven, pero después se convenció de que era su propio hijo el que cumplía la profecía, pues un cometa había sido visto por encima de Desembarco del Rey en la noche en que Aegon fue concebido, y Rhaegar estaba seguro de que la estrella sangrante debía ser un cometa. ¡Qué tontos éramos, que nos considerábamos tan sabios! El error surgió de la traducción. Los dragones no son ni machos ni hembras, Barth vio la verdad de eso, ahora uno y luego otro, tan cambiante como una llama. El lenguaje nos engañó a todos durante mil años. Daenerys es la elegida, que nació entre la sal y el humo. Los dragones lo prueban.”

Festín de Cuervos – Samwell IV

También es de Rhaegar que obtenemos el título de la saga de libros en que se basa Juego de Tronos. De las visiones de Daenerys en la Casa de los Inmensos:

“¿Harás una canción para él?” preguntó la mujer.

“Tiene una canción” respondió el hombre. “Él es el príncipe que fue prometido y el suya es la canción de hielo y fuego.” Alzó la vista cuando lo dijo y sus ojos se encontraron con los de Dany, y parecía como si la viera allí, parada más allá de la puerta. “Debe de haber uno más” dijo, aunque no hablaba con ella ni con la mujer de la cama. “El dragón tiene tres cabezas.” Se acercó al asiento de la ventana, cogió un arpa y pasó los dedos ligeramente por sus cuerdas plateadas. Una dulce tristeza llenó la habitación mientras el hombre y la mujer y el bebé se desvanecían como la niebla de la mañana, sólo la música se detenía detrás para acelerar su camino.

Choque de Reyes, Daenerys IV

Se especula que Rhaegar pasó la mayor parte de su vida adulta tratando de convertirse en ese Príncipe, y cuando eventualmente se demostró que no podía serlo (ya que los Caminantes Blancos nunca aparecieron para ser su enemigo) cambió su enfoque a tener hijos que lo cumplirían por él. Y aquí es donde comienza todo el problema que conduce a la guerra y su muerte.

Rhaegar finalmente se casó con la Princesa de Dorne, Elia Martell – la hermana de Oberyn y Doran Martell.

Barristan comenta su matrimonio también con Daenerys.

“Tu viste a mi hermano Rhaegar casarse. Dime, ¿se casó por amor o por deber?

El viejo caballero vaciló. “La princesa Elia era una buena mujer, Su Gracia. Ella era amable e inteligente, con un corazón suave y un ingenio dulce. Sé que el príncipe le tenía mucho cariño.”

Cariño, pensó Dany. La palabra lo decía todo. Podría llegar a tomarle cariño a Hizdahr zo Loraq, con el tiempo. Quizás.

Rhaegar y Elia parecían ser un matrimonio político medio entre futuros señores, un arreglo construido sobre sus posiciones en lugar de pasión y romance. Podría haber sido un matrimonio más político que Rhaegar dispuso para contrarrestar el creciente racismo de su padre contra los Dornienses. O tal vez Rhaegar esperaba algo más… mágico que sucediera de su matrimonio. Como una estrella sangrante, sal y humo, los signos de la profecía volviéndose realidad.

Lo que sucede a continuación, resumido muy bien por Oberyn con anterioridad, es que hubo un torneo enorme en Harrenhal, al que todos los grandes señores y damas de los Siete Reinos asistieron. En este torneo, parece que Rhaegar tuvo un efecto dramático en un asistente particular, Lyanna Stark.

Bajo el techo de Harren, él comía y bebía con los lobos, y con muchas de sus espadas juramentadas además, hombres del túmulo y alces y osos y tritones. El príncipe dragón cantó una canción tan triste que hizo que la doncella lobo llorara, pero cuando su hermano cachorrito la provocó por llorar, le tiró vino sobre su cabeza.

Tormenta de Espadas, Bran II

Después de ganar la justa, que incluyó a un misterioso competidor sorpresa nombrado El Caballero del Árbol Sonriente (que muchos sospechan que era Lyanna disfrazada), a Rhaegar se le permitió proclamar a una mujer su reina del amor y de la belleza. Como su esposa Elia estaba presente, se esperaba que Rhaegar le diera la corona de rosas azules de invierno. En su lugar, Rhaegar pasó junto a Elia y le dio la corona a Lyanna Stark.

Un poco menos de un año después, Lyanna Stark desapareció con el príncipe Rhaegar y varios de sus compañeros.

Como se mencionó antes, aquellos del lado de los Stark y Baratheon insisten en que Lyanna fue secuestrada, que Rhaegar era un dragón loco que secuestró a su amada hermana y prometida de Robert. Aquellos del lado de los Targaryens insisten en que Rhaegar y Lyanna se amaron, se conocieron en el torneo y citan su falta de pasión por Elia, y salieron corriendo juntos en un gesto romántico.

Sea cual sea la verdad, esto hizo que Brandon Stark viajara a Desembarco del Rey y llamara a Rhaegar a “salir y morir” en la cara de su padre. Este acto mal aconsejado llevó a su ejecución junto con su padre, llevando a la Rebelión de Robert. Robert fue prometido a Lyanna, y después de la muerte de Rickard y Brandon, él comenzó una guerra para reclamársela a Rhaegar y derrocar al rey Aerys por sus crímenes.

Rhaegar eventualmente reapareció y lideró al Ejército Real contra Robert, cayendo bajo el martillo de guerra de Baratheon en el Tridente. Se reveló que Rhaegar había estado en Dorne, en una torre que él llamó “La Torre de la Alegría” con Lyanna Stark, donde fue encontrada por su hermano Ned embarazada con el hijo de Rhaegar.

Lo que se reveló en el último episodio es que Rhaegar había anulado legalmente su matrimonio con Elia Martell en Dorne con la ayuda del Septon Supremo y luego se casó con otra mujer. La otra mujer era Lyanna Stark. Esto es aparentemente un cumplimiento de “la canción de hielo y fuego”, con Lyanna siendo el Hielo de los Stark del Frío Norte, y Rhaegar siendo el fuego de los señores dragón, Targaryen nacidos de los volcanes de Valyria.

Esto es importante, aunque anular el matrimonio no quita a otros de la línea de sucesión, los hijos de Rhaegar con su nueva esposa tienen un derecho a reclamar el Trono de Hierro. Resulta que la Batalla de los Bastardos sólo tenía un batallón bastardo – Jon es un legítimo heredero Targaryen. Al demostrarse y reconocerse, el reclamo de Jon es realmente mejor que el de Dany, ya que, siendo el hijo del príncipe heredero, vendría primero antes que la hermana menor de Rhaegar.

Y más allá de la cuestión de la sucesión, ¿qué tipo de persona abandona a su esposa y a sus hijos para huir con una adolescente para casarse? Varios fans de los libros han justificado que Rhaegar se casó con Lyanna, además de Elia, citando que Aegon el Conquistador famosamente tiene dos esposas. Es difícil defender a alguien que dejó a su familia, especialmente sabiendo su destino final en manos de los hombres de Tywin Lannister.

Por otro lado, se reveló que Elia Martell había casi muerto en ambos partos. Pasó semanas y meses acostada y recuperándose. Si Rhaegar creía verdaderamente que “el dragón tenía tres cabezas”, lo que significa que necesitaba tres hijos, entonces tomando a Lyanna como su nueva esposa, estaba ahorrándole a Elia lo que parecía ser una muerte segura en el parto.

Después del nacimiento de la princesa Rhaenys, su madre había estado en cama durante medio año, y el nacimiento del príncipe Aegon casi había sido la muerte de ella. Ya no tendría más hijos, dijeron luego los maestres al príncipe Rhaegar.

Danza de Dragones – El grifo renacido

Él aparentemente persiguió la profecía hasta el final de sus días, tomando decisiones enormes en su vida basándose en si él y Aemon sintieron que esas elecciones cumplirían mejor el Príncipe que fue Prometido. Él se jugó el destino de Poniente y la vida de un número incalculable de personas, incluyendo a su propia esposa e hijos, su familia, amigos, su hogar, su propia vida, buscando la interpretación correcta de una profecía. Debido a estas decisiones increíblemente duras, Rhaegar sigue siendo un personaje cuya moralidad, toma de decisiones, acciones reales y metas han inspirado muchos debates apasionados.

¿Realmente secuestró a Lyanna? ¿La mantuvo cautiva en Dorne incluso si voluntariamente se fue con él?  Si se fueron como amantes, ¿por qué los Starks piensan que fue un secuestro y una violación? ¿Cuánto de la rebelión de Robert fue su culpa? ¿Fueron las acciones precipitadas de Aerys y Brandon las que convirtieron un escándalo en una guerra? ¿Era una buena idea huir con una niña de alta cuna, dejando a su inestable y violento padre Aerys para lidiar con las consecuencias? Y de estos últimos episodios, él también abandonó a su esposa y niños. Incluso si él creyera que Lyanna Stark cumplía la profecía que salvaría al mundo, creando la Canción de Hielo y Fuego, ¿Rhaegar está justificado de tratar a su esposa y a sus hijos tan mal como lo hizo? ¿Vale la pena la muerte de cientos de miles, para salvar al mundo de la oscuridad eterna?

Si es difícil imaginar a Rhaegar como personaje, afortunadamente tenemos un personaje que siguió un camino similar en su vida: Stannis Baratheon. Stannis fue convencido por Melisandre de que él era también el salvador de Poniente. Ignoró a su esposa Selyse por otra mujer en Melisandre. Stannis quemó a su hija Shireen viva en una ofrenda al Señor de la Luz.

La idea detrás del asesinato de Shireen era que el resultado valdría la atrocidad, pues Stannis creyó (como Rhaegar) que él era una figura profética destinada a luchar contra la oscuridad. Rhaegar puede haber enfrentado exactamente las mismas opciones en su vida. Quedarse con Elia, Rhaenys y Aegon (aunque no sienta que cumplen su destino y podría matar a Elia para hacerlo) o huir con/secuestrar a Lyanna Stark, con la esperanza de que ella sea la mujer adecuada para él, y confiar en que el reino no entrará en erupción por ello. Es una opción imposible cuando crees fervientemente que el destino de todo el planeta está en ese equilibrio.

Rhaegar es uno de mis personajes favoritos por estas razones, una fascinante creación de George R. R. Martin diseñada específicamente para ser misteriosa y no fácil de entender o juzgar. Cuando el show revele más sobre él en las próximas temporadas en relación con su supuesto hijo, Jon Snow, siento que es importante tener en cuenta la complejidad de las acciones de Rhaegar y el carácter y que el hombre que puede terminar salvando a Poniente a través de sus hijos puede no ser un héroe clásico, ni siquiera una persona moral. Más bien era un nerd de libros melancólico que encontró el destino en sus manos, e intentó desempeñar el papel que se le dio. Cuán bien jugó ese papel, tendremos que esperar y ver.

Deja un mensaje