Jenny de Piedrasviejas y sus curiosidades

Al final del episodio Caballero de los siete Reinos, reunidos en una informal ronda, Tyrion le pide a varios que canten alguna canción. El único que responde a este pedido es Podrick, interpretado por Daniel Portman.

La canción elegida es Jenny of Oldstones, en ingles cuya letra narra la tristeza de una mujer llamada Jenny por el amor perdido y tiene, al parecer, reminiscencias de lo acontecido en Refugio Estival.

Este personaje ya lo escuchamos en la temporada pasada, cuando en una reunión de Maestres en la Ciudadela, Sam presencia como estos hablan de diversos profetas y sus profecías, entre esos nombran a Jenny y a sus profecías.

No deja de ser curioso que esta balada haga su aparición en este momento. Pero primero voy a explicarles quien es Lady Jenny y cual es su relación con la historia.

El personaje existe en los libros pero ella no es profetisa, sino que esa tarea recae en una anciana que viajaba con ella. Esta Jenny estaba enamorada de Duncan Targaryen, apodado el Principe de las Libélulas, e hijo mayor y heredero de Aegon V, el famoso Egg de las historias de Duncan y Egg, reunidas en un libro llamado Caballero de los 7 Reinos. Brienne es descendiente de este Duncan, conocido como Duncan el Alto.

El amor de Jenny y Duncan Targaryen fue contrario a los intereses de la corona y eventualmente causo un sinnúmero de problemas y muchísimas muertes.

Refugio Estival fue un palacio construido por los Targaryen como una residencia de descanso y allí llegaron Lady Jenny y su acompañante, una anciana, de pequeña altura, que se autodenominaba parte de los Niños del Bosque. Este personaje es la que profetizo que de la estirpe de los Targaryen nacería el Príncipe Que Fue Prometido, una variante Targaryen de la leyenda de Azor Ahai. Esta profecía motivo que Jahaerys, hermano de Duncan Targaryen, decida que sus dos hijos se casen entre ellos así el Príncipe que fue Prometido nazca de esa union.

Los hijos de Jahaerys II fueron Aerys II y Rhaella.

En el año 259 ocurre una tragedia. la residencia vacacional de Refugio Estival es destruida por un incendio devorador, que deja como saldo la muerte de Aegon V, su hijo Duncan, y el Lord Comandante de la Guardia Real, Ser Duncan el Alto junto con muchas otras personas. Se sospecha que Lady Jenny logro escapar, lo mismo que la anciana vidente.

Ese mismo día, nace Rhaegal Targaryen, hijo de Aerys II y su hermana Rhaella.

En Canción de Hielo y Fuego el nombre y la canción de Jenny aparecen en varias partes, la primera en Tormenta de Espadas, en Catelyn V, cuando junto a Robb, pasan por la zona de Piedrasviejas en su camino a los Gemelos, hacia la boda de Robb con Jeyne…y todos sabemos como termino esa boda…Robb sacrifico su reino por una mujer…

También vemos una referencia al final del mismo libro, cuando la Hermandad sin Banderas se encuentra con Merret Frey y lo conducen hasta Lady Corazón de Piedra.

También Sansa se acuerda de la canción, estando en Nido de Aguilas en Festin de Cuervos, donde la escucha interpretar por el Bardo Azul, prisionero y acusado por Petyr Baelish ( con su complicidad) de haber asesinado a su tia.

Daenerys también escucha hablar de ella a ser Barristan, donde este le explica el peso de las decisiones tomadas mas con el corazón que con la cabeza, le recuerda la cantidad de guerras y muertes que hubo en los Siete Reinos por seguir a una pasión.

Pero la referencia mas importante esta referida a Arya. En Tormenta de Espadas, Arya esta con la Hermandad Sin Banderas y acampan en un sitio llamado Alto Corazón para encontrase con una bruja de la zona para pedirle que les diga el futuro.

—Vino agrio para noticias agrias, sin duda muy apropiado. El rey ha muerto, ¿qué os parece? A Arya se le paró un instante el corazón.

—¡El rey, como si hubiera pocos! ¿A qué rey te refieres, bruja? —preguntó Lim sin miramientos.

—El mojado. El rey kraken, mis señores. Soñé que moría y murió, y ahora los pulpos de hierro se enfrentan unos a otros. Ah, y Lord Hoster Tully también ha muerto, pero eso ya lo sabíais, ¿verdad? En la sala de los reyes, la Cabra se sienta en solitario, febril, mientras sobre él se cierne la sombra del gran perro. —La anciana bebió otro largo trago de vino, apretando el odre al tiempo que se lo llevaba a los labios.

«El gran perro.» ¿Se referiría al Perro? ¿O tal vez a su hermano, la Montaña que Cabalga? Arya no estaba segura. Los dos lucían el mismo emblema, tres perros negros sobre campo amarillo. La mitad de los hombres por cuya muerte rezaba eran leales a Ser Gregor Clegane: Polliver, Dunsen, Raff el Dulce, el Cosquillas y, claro, el propio Ser Gregor. «A lo mejor Lord Beric los ahorca a todos.»

—Soñé con un lobo que aullaba bajo la lluvia —decía la enana—, pero nadie oía su dolor. Soñé con un clamor tal que pensé que la cabeza me estallaría, tambores, cuernos, gaitas y gritos, pero el sonido más triste era el de las campanillas. Soñé con una doncella en un banquete, con serpientes púrpura en los cabellos y veneno en los colmillos. Y más tarde volví a soñar con esa doncella, que mataba a un cruel gigante en un castillo hecho de nieve. —Giró la cabeza de repente y sonrió en la penumbra con los ojos clavados en Arya—. De mí no te puedes esconder, chiquilla. Ven, acércate.

Arya sintió como si unos dedos gélidos le recorrieran el cuello. «El miedo hiere más que las espadas», se recordó. Se levantó y se aproximó al fuego con cautela, caminaba sobre la mitad delantera del pie, presta a huir.

—Te veo —susurró la enana escrutándola con los ojos rojos y nublados—. Te veo, niña lobo. Niña de sangre. Creía que era el señor el que olía a muerte… —Empezó a llorar con sollozos que estremecían su menudo cuerpo—. Es muy cruel que hayas venido a mi colina, muy cruel. Ya me ahogué con el dolor de Refugio Estival, no quiero además el tuyo. Vete de aquí, corazón oscuro. ¡Vete!

Su voz estaba tan cargada de miedo que Arya dio un paso atrás y se empezó a preguntar si aquella mujer no estaría loca.

—No asustéis a la niña —protestó Thoros—. No le hace mal a nadie.

—Yo no estaría tan seguro —dijo Lim Capa de Limón señalándose la nariz rota con un dedo.

—Se irá mañana con nosotros —tranquilizó Lord Beric a la mujercita—. Vamos a llevarla a Aguasdulces con su madre.

—No —dijo la enana—. No será así. Ahora el pez negro es dueño de los ríos. Si a la madre buscáis, id a Los Gemelos. Porque va a haber una boda. —Volvió a soltar aquella risa cacareante—. Mirad en vuestros fuegos y lo veréis, sacerdote rosa. Pero que no sea ahora ni aquí, aquí no podéis ver nada. Este lugar aún pertenece a los viejos dioses… Se aferran a él como yo, encogidos y débiles, pero todavía no han muerto. Y no les gustan las llamas. Porque el roble recuerda la bellota, la bellota sueña al roble, el tocón vive en ambos. Y recuerdan el momento en que llegaron los primeros hombres con fuego en sus puños. —Se bebió lo que quedaba del vino de cuatro largos tragos, tiró el odre a un lado y señaló a Lord Beric con el bastón—. Ahora mi pago. Quiero la canción que me prometisteis.
De modo que Lim fue a despertar a Tom Sietecuerdas que dormía entre sus pieles y lo llevó entre bostezos junto al fuego con la lira en la mano.

—¿La misma canción de siempre? —preguntó.

—Sí, claro. Mi canción de Jenny. ¿Es que existe otra? De manera que Tom cantó, y la enana cerró los ojos y se meció adelante y atrás al tiempo que murmuraba la letra y las lágrimas le corrían por las mejillas. Thoros cogió a Arya de la mano con firmeza y se la llevó de allí.

—Deja que saboree en paz su canción —le dijo—. Es lo único que le queda.

Para culminar, remarcare las coincidencias nacidas de todo esto.

El episodio se titula Caballero de los Siete Reinos y hace referencia al nombramiento de Brienne como Caballero, Brienne es, como ya dije antes, descendiente de ser Duncan el Alto. Esto fue confirmado por Martin.

La canción hace referencia a la historia de Jenny, a un Príncipe Targaryen que renuncia a su corona por amor. Veremos a Jon/Aegon Targaryen renunciando a su corona por amor a Daenerys?

El Fantasma de Alto Corazón y la anciana que acompañaba a Jenny podrían ser las mismas. Ella dio la profecía sobre el Príncipe que fue Prometido aunque bien podría ser Princesa ya que el titulo no contiene genero en Alto Valyrio.

—A nadie se le ocurrió buscar a una chica —dijo—. Se nos prometió un príncipe, no una princesa. En cambio, Rhaegar… El humo era por el fuego que consumió Refugio Estival el día en que nació; la sal, por las lágrimas derramadas por los muertos. Cuando era joven compartía mi creencia, pero más tarde se convenció de que la profecía se cumpliría en su hijo, porque el día en que concibieron a Aegon, un cometa pasó sobre Desembarco del Rey, y Rhaegar estaba seguro de que la estrella sangrante tenía que ser un cometa. ¡Qué estúpidos fuimos, nosotros que nos creíamos tan sabios! El error partió de la traducción. Los dragones no son machos ni hembras. Barth se dio cuenta; son lo uno y lo otro, tan mutables como las llamas. El idioma nos tuvo sobre una pista falsa durante un milenio. Daenerys es la enviada, nacida entre la sal y el humo. Los dragones lo demuestran. —Hablar de ella hacía que el anciano pareciera más fuerte—. Tengo que ir a verla. Tengo que verla. Ojalá tuviera diez años menos…

Pero sabemos muy bien que Martin tiende a mostrarnos una cosa con una mano mientras el truco lo hace con la otra…

 

 

 

 

Deja un mensaje