El Maestro del Juego: Entrevista a David Benioff

En una entrevista publicada en Dartmouth Alumni Magazine en Mayo de 2017, el productor de Juego de Tronos habló sobre la adaptación.

 

Le dijiste a The Guardian en 2003 – en referencia a la conversión de tu libro The 25th Hour en un guión- “Si la elección alguna vez se reducía a mantenerse fiel a la novela o hacer lo mejor para el guión, yo elijo la segunda”. Viviste esa elección un poco al convertir los libros de George RR Martin en formato televisivo. Como novelista, ¿no es eso herejía?

No, no lo creo, porque una vez que tomas la decisión de vender tu novela y adaptarla, creo que entiendes que habrá compromisos y que se realizarán cambios. He visto muchas adaptaciones que se meten en problemas al ser demasiado fieles al libro y se quedan un poco bloqueadas por eso.

Es algo que le dijimos a George hace mucho tiempo: para que esto funcione, tenemos que tomar decisiones que a veces se desviarán de tus intenciones. Luego, hay muchas cosas que funcionan en la prosa que simplemente no funcionan en la pantalla, y parte de eso es solo la naturaleza de la bestia. En los libros de George, gran parte de la historia tiene lugar en las mentes de los personajes. Esa es una de las debilidades de la televisión en comparación con la ficción; lo que las personas piensan no se puede transmitir tan fácilmente, aparte de tener monólogos largos de voz en off, que son aburridos.

Hay ciertas escenas que funcionan tan maravillosamente en las novelas que simplemente no lo hacen en el show y otras escenas que son más o menos como están en la página. La Boda Roja fue muy fiel a lo que sucede en el libro.

 

Pero ahora no solo has alcanzado a los libros de Martin, sino que los pasaste.

Correcto, entonces ahora no tenemos elección. Ni siquiera es una cuestión de, bueno, tal vez deberíamos ser fieles a la escena o no. Es que no tenemos la escena. Hace unos tres años nos dimos cuenta de que probablemente nos pondríamos al día en función de su tasa de progreso y nuestra tasa, y lo visitamos y nos hicimos una idea de a dónde iba. George siempre dice que hay dos tipos de escritores: jardineros y arquitectos. Los arquitectos son los que crean planos y contornos realmente serios y tienen una idea de dónde va exactamente la historia y luego crean el edificio basado en el plano.

Los jardineros son más orgánicos al respecto. Plantan las semillas y luego ven cómo florece. Y él es un jardinero, el mismo lo admite. Y eso funciona maravillosamente para sus novelas, obviamente, pero para nosotros, realmente no tenemos opción. Como escritor y productor de TV, debes ser un arquitecto. No hay una forma orgánica de hacerlo.

 

Debes tener el último episodio y el penúltimo episodio de la temporada con grandes crescendos.

Y no solo eso. Tenemos que tener toda la temporada escrita antes de comenzar a rodar, porque no rodamos en orden. Lo rodamos como una película. Podríamos filmar una escena del último episodio del primer día, y se necesita tanta preparación para cada escena.

Así que ahora estamos delineando la última temporada. Yo diría que el 90 por ciento de eso era algo que sabíamos que iba a suceder. Solo es necesario que hagamos que la serie funcione. De lo contrario, hay demasiados arcos argumentales, y la idea de tratar de unir todo al final me volvería loco porque si intentas descubrir cómo terminar esta historia al final, nunca funcionaría.

 

Benioff dirige el episodio de la temporada tres, en el que se corta la mano de Jaime Lannister (interpretado por Nikolaj Coster-Waldau). Foto de Helen Sloan / HBO

 

Hablemos de uno de los momentos más oscuros de Juego de Tronos, la espantosa violación de Sansa en su noche de bodas por Ramsay Bolton. ¿Fue una decisión difícil hacer eso? ¿Tenías alguna idea de que habría una reacción violenta?

Sin duda, porque había habido una escena en la temporada anterior con Jaime y Cersei, donde no era tan violenta, pero era una escena de sexo no consensual, y hubo un alboroto masivo al respecto. Y esto era más oscuro.

Es un show con dragones, por lo que la gente podría pensar, bueno, es una fantasía, por lo tanto, debería ser algo apto para todo público. Pero no lo es. Se supone que es un espejo oscuro para nuestro mundo y un espejo oscuro para nuestro mundo medieval, que era un lugar horrible para las mujeres. Así que creo que esto es lo que le habría sucedido a Sansa en su noche de bodas, y todos los escritores lo creían. Así que fue una escena brutal que ver y una escena brutal para filmar ese día, pero sentí que era lo correcto para la historia.

 

¿Cómo se siente que los personajes y las escenas que has escrito se vuelvan parte de la cultura al punto en que la gente utiliza GIFs de la escena “Vergüenza, vergüenza”, con Cersei caminando por las calles?

Depende del contexto. A veces es gracioso. Pero aquello de “Vergüenza, vergüenza” – esos son fanáticos religiosos que avergüenzan a Cersei por las calles. No admiro lo que están haciendo, así que a veces cuando utilizan “vergüenza, vergüenza” ante personas que les desagradan, siento que el mensaje se tuerce un poco. Cualquiera sea la posición que uno tenga sobre [la Secretaria de Educación] Betsy DeVos, ¿están seguros de que quieren que sea una fanática religiosa? (Risas)

 

Chris Christie [Del Partido Republicano] ha sido comparado con Hediondo.

¿Lo fue? ¿Fue torturado por Trump y luego pierde?

 

Te quedan dos temporadas. Vamos a averiguar mucho más sobre la madre de Jon Snow, supongo.

Lo haremos.

 

¿Va a ser difícil decir adiós al show, no solo a los personajes sino también a la experiencia de: “Oye, me voy a ir a vivir a Belfast durante dos meses con un presupuesto de $ 100 millones”?

Creo que es hora. Estamos listos para terminarlo. Cuando lanzamos esto por primera vez a HBO, parte de lo que nos entusiasmaba era la idea de contar una historia realmente grandiosa de principio a fin. Tuvimos mucha suerte en el sentido de que la gente lo veía y estábamos trabajando en un momento determinado en la televisión, donde el cable tenía estos grandes presupuestos y nos permitió hacer este show increíblemente caro, con efectos visuales fuertes, que no creo cualquier otro momento en la historia podría haberse hecho, solo tecnológicamente.

Entonces es emocionante para mí que estemos al final de la historia. No hay ningún deseo de nuestra parte de agregar un año porque el programa va bien y amamos nuestros trabajos. Cuando rodemos ese último día y sabemos que nos despedimos de los actores, no es la última vez porque espero verlos de nuevo, pero no vamos a tenerlos todos juntos de la misma manera, definitivamente estaré muy emocionado.

Deja un mensaje