El Lord Comandante 1000

—El lugar del lord comandante está en el Castillo Negro, ejerciendo de lord y de comandante —dijo a Mormont, sin hacer caso de los recién llegados—. Es lo que opino yo.

—Yo, yo, yo —graznó el cuervo batiendo las grandes alas negras.

—Si alguna vez llegas a lord comandante, podrás actuar como te parezca—replicó Mormont al explorador—, pero tengo la sensación de que todavía no he muerto y de que los hermanos no te han nombrado para ocupar mi lugar.

Choque de Reyes – Jon I

Lord Comandante de la Guardia de la Noche es el título ostentado por la máxima autoridad de la Guardia de la Noche. Es elegido por votación de entre los hermanos negros y es, además, el comandante del Castillo Negro. Elige y es asistido en sus obligaciones por el Primer Explorador, Primer Constructor y Primer Mayordomo, además de otros oficiales a su cargo. El título es concedido a cualquier hermano de la Guardia de la Noche de por vida, independiente de su desempeño.

Cuando un Lord Comandante de la Guardia de la Noche Muere, cualquier hermano juramentado puede nominarse o ser nominado para el puesto. Para ganar la elección, el candidato debe recibir una mayoría especial de votos. El padrón de votantes lo componen todos los hermanos juramentados, para quienes es obligatorio votar. Si un hermano no puede estar presente en la votación, el comandante de su guarnición emite el voto en su nombre. Si ningún candidato recibe mayoría especial, la elección se repite al día siguiente, sin haber un plazo límite estipulado.

Casi todos los hermanos eran analfabetos, de manera que, por tradición, las votaciones se hacían depositando fichas en una enorme olla de hierro, que Hobb Tresdedos y Owen el Bestia habían sacado a rastras de la cocina. Los barriles de las fichas estaban en un rincón, tras una gruesa cortina, de manera que los votantes pudieran hacer su elección en secreto. Estaba permitido que un amigo votara en nombre de otro que estuviera de servicio, de modo que algunos hombres cogían dos fichas, tres o cuatro, y ser Denys y Cotter Pyke depositaban los votos de las guarniciones que habían dejado atrás.

Tormenta de Espadas – Samwell IV

El carraspeo de lord Janos Slynt para aclararse la garganta quebró el silencio tenso. —Alteza, permitid que os diga lo honrados que nos sentimos por que nos hayáis convocado aquí. Cuando vi vuestros estandartes desde el Muro, supe que el reino estaba salvado y le dije al buen ser Alliser: «Ahí viene un hombre que no olvida su deber. Un hombre fuerte y un verdadero rey». ¿Puedo felicitaros por vuestra victoria sobre los salvajes? Los bardos la llevarán por todo el reino, estoy seguro…

—Los bardos pueden hacer lo que quieran —le espetó Stannis—. Dejaos de adulaciones, Janos, no os servirán de nada. —Se puso en pie y los miró con el ceño fruncido—. Lady Melisandre me ha dicho que aún no habéis elegido al lord comandante. Estoy disgustado. ¿Cuánto va a durar esta tontería?

—Señor —empezó Bowen Marsh en tono defensivo—, nadie ha conseguido por ahora dos tercios de los votos. Solo llevamos diez días.

Tormenta de Espadas – Samwell V

«Sam, eres un bobo encantador —las palabras de Jon le resonaron durante todo el camino de vuelta hacia el torreón del maestre—. Abre los ojos. Esto lo pusieron en marcha hace días». ¿Sería posible que tuviera razón? Cualquier candidato necesitaba los votos de dos tercios de los hermanos juramentados para convertirse en lord comandante de la Guardia de la Noche, y tras nueve días y nueve votaciones no había ninguno que estuviera ni siquiera cerca de ese porcentaje. Lord Janos había estado ganando terreno, sí; primero había superado a Bowen Marsh y luego a Othell Yarwyck, pero seguía muy por detrás de ser Denys Mallister, de la Torre Sombría y de Cotter Pyke, de Guardiaoriente del Mar. «Uno de ellos será el nuevo lord comandante, no cabe duda», se dijo Sam.

Tormenta de Espadas – Samwell IV

En este video George R. R. Martin habla  sobre la elección del Lord Comandante:

 

 

Se afirma que han habido 998 Lord Comandantes, aunque las listas más completas sólo contienen datos sobre 674. Entre los Lord Comandantes que se conoce que han ocupado el puesto, se encuentra el Rey de la Noche (Nº 13, que ejerció durante 10 años y se rebeló hasta ser derrotado por su hermano Stark). Otros Lord Comandantes que han ocupado el puesto y también se rebelaron contra las costumbres de la guardia son: Runcel Hightower, Rodrick Flint, Tristan Mudd, Marq Rankenfell y Robin Colina.

—Los Otros. —Sam se humedeció los labios—. Aparecen mencionados en los anales, aunque no tan a menudo como cabría esperar, al menos en los que he leído hasta ahora. Hay más que todavía no he encontrado. Algunos libros muy viejos se caen a pedazos: las páginas se desmenuzan cuando las paso. Y los más antiguos… O se han desmoronado por completo, o están enterrados en algún lugar donde no he buscado aún, o… Bueno, también es posible que no existan, que no hayan existido nunca. Las historias más antiguas se escribieron después de que los ándalos llegaran a Poniente. Los primeros hombres sólo nos dejaron runas grabadas en las rocas, de modo que todo lo que creemos saber sobre la Edad de los Héroes, la Era del Amanecer y la Larga Noche procede de relatos que escribieron los septones miles de años después de que sucedieran los hechos. En la Ciudadela hay archimaestres que lo ponen todo en duda. Esas historias antiguas están llenas de reyes que reinaron durante cientos de años y caballeros que cabalgaban por ahí milenios antes de que existieran los caballeros. Ya conoces las historias: Brandon el Constructor, Symeon Ojos de Estrella, el Caballero de la Noche… Decimos que eres el Lord Comandante número novecientos noventa y ocho de la Guardia de la Noche, pero en la lista más antigua que he encontrado dice que hubo seiscientos setenta y cuatro, lo que indica que se redactó durante…

—Hace mucho —interrumpió Jon—. ¿Qué hay de los Otros?

Festín de Cuervos – Samwell I

 

Aun a lo largo de los miles de años de su existencia como el principal asentamiento de la Guardia, el Fuerte de la Noche ha acumulado muchas leyendas, algunas las cuales han sido recopiladas por el Archimaestre Harmun en Vigilantes del Muro. La más vieja de estas historias pertenece al legendario Rey de la Noche, el decimotercer lord comandante de la Guardia de la Noche, quien presuntamente se encamó con una hechicera pálida como un cadáver y se declaró rey. Por trece años el Rey de la Noche y su “Reina Espectro” reinaron juntos, antes de que el Rey en el Norte, Brandon el Rompedor (Se dice que en alianza con el Rey-Mas-Alla-del-Muro, Joramun) trajo fin a ello. A partir de ahí, el nombre más del Rey de la Noche se olvidó.

El Mundo de Hielo y Fuego- El Muro y más allá: La Guardia de la Noche

También se sabe que el hermano de Harren el Negro, Jack Musgood, Osric Stark, Orbert Caswell y Brynden Ríos ostentaron el titulo Lord Comandante.

En los eventos recientes de Canción de Hielo y Fuego se conocen los tres últimos Lord Comandantes:

  • Nº 996: Qorgyle, Lord Comandante desde 283 DC hasta su muerte en 288 DC.
  • Nº 997: Jeor Mormont, Lord Comandante desde 288 DC hasta su asesinato en un motín en 299 DC.
  • Nº 998: Jon Nieve, Lord Comandante desde 300 DC, probablemente asesinado por sus hermanos juramentados en los últimos eventos publicados de CdHyF.

—Moriremos —graznó el cuervo de Mormont, batiendo las alas negras—, moriremos, moriremos.

—Sí, muchos de nosotros —dijo el Viejo Oso—. Quizá todos. Pero, como dijo otro lord comandante hace mil años, ese es el motivo por el que nos visten de negro. Recordad vuestro juramento, hermanos. Porque somos las espadas en la oscuridad, los vigilantes del Muro…

—El fuego que arde contra el frío. —Ser Mallador Locke desenvainó su espada larga.

—La luz que trae el amanecer —respondieron otros, y muchas más espadas salieron de sus fundas.

Y de pronto, todos desenvainaban, y había trescientas espadas en el aire y la misma cantidad de voces.

—¡El cuerno que despierta a los durmientes! —gritaban—. ¡El escudo que protege los reinos de los hombres!

Tormenta de Espadas – Prólogo

En la serie de televisión vimos a Edd Tollet el Penas acceder al cargo como Lord Comandante Nº 999. En cuanto a los libros, se insinúa en más de una ocasión la posibilidad de que Edd lo sea:

Después de la cena el maestre Aemon se levantó para preguntar si algún hermano quería tomar la palabra antes de votar con las fichas. Edd el Penas se puso en pie, con el semblante tan sombrío como siempre. —Solo quiero decirle a quienquiera que esté votando por mí que, sin lugar a dudas, sería un pésimo lord comandante. Al igual que el resto de los candidatos. Tras él tomó la palabra Bowen Marsh, con una mano sobre el hombro de lord Slynt. —Hermanos y amigos, pido que mi nombre se retire de la lista de candidatos. La herida todavía me molesta, y la carga de ser lord comandante resultaría excesiva para mí… pero no para lord Janos, que durante muchos años estuvo al mando de los capas doradas en Desembarco del Rey. Espero que todos le demos nuestro apoyo.

Tormenta de Espadas – Samwell IV

—En efecto, así es —dijo Janos Slynt—. Pero una cosa es cierta: nosotros, los hermanos, solo somos soldados. ¡Soldados, sí! Y como bien sabrá vuestra alteza, a los soldados se les da mejor acatar órdenes. En mi opinión, les convendría contar con vuestra regia orientación. Por el bien del reino. Para ayudarlos a elegir con sabiduría.

Algunos de los otros interpretaron la sugerencia como una afrenta. —¿Quieres que el rey nos ayude también a limpiarnos el culo? —dijo Cotter Pyke, furioso. —La elección de un lord comandante les corresponde a los hermanos juramentados y a nadie más —insistió ser Denys Mallister. —Si eligieran con sabiduría, no me estarían votando a mí —gimió Edd el Penas. —Alteza —intervino el maestre Aemon, tan sosegado como siempre—, la Guardia de la Noche ha estado eligiendo a su líder desde que Brandon el Constructor erigió el Muro. Hasta Jeor Mormont hemos tenido novecientos noventa y siete comandantes en sucesión ininterrumpida, cada uno de ellos elegido por los hombres a los que luego dirigiría. Es una tradición de hace muchos milenios.

—No deseo sabotear vuestros derechos y tradiciones. —Stannis apretó los dientes—. En cuanto a lo de la «regia orientación», Janos, si lo que pretendéis es que les diga a vuestros hermanos que os elijan a vos, al menos tened la valentía de decirlo.

Tormenta de Espadas – Samwell V

—Anoche tuve una pesadilla terrorífica, mi señor —confesó Edd el Penas—. Vos erais mi mayordomo, me preparabais la comida y me recogíais la basura. Yo era lord comandante y no tenía ni un momento de paz.

—Tu pesadilla es mi vida —respondió Jon sin sonreír.

Danza de Dragones – Jon VI

Fue el maestre Aemon quien le respondió desde el otro extremo de la sala. —Han propuesto tu nombre para el cargo de lord comandante, Jon.

—¿Quién? —dijo al tiempo que miraba a sus amigos. La sola idea era tan absurda que no pudo contener una sonrisa. Sin duda era una de las bromas de Pyp. Pero el muchacho se encogió de hombros, y Grenn sacudió la cabeza. Fue Edd Tollett el Penas quien se levantó. —He sido yo. Ya sé, ya sé, es una canallada hacerle esto a un amigo, pero con tal de que no me toque a mí…

Tormenta de Espadas – Jon XII

En este punto surgen varias interrogantes: ¿Quién será el Lord Comandante numero 1000? ¿Realmente habrá un Lord Comandante numero 1000? ¿O el muro caerá y será el fin de la Guardia de la Noche tal como la conocemos?

Si es verdad que Mormont ha muerto, los hermanos negros tendrán que elegir un nuevo lord comandante.

—Excelente idea, mi señor. —Pycelle lanzó una mirada ladina en dirección a Tyrion—. Ya sé quién sería el candidato ideal: Janos Slynt.

—Los hermanos negros eligen a su comandante —les recordó Tyrion; la idea no le había hecho la menor gracia—. Lord Slynt es un recién llegado en el Muro. Lo sé; yo mismo lo mandé allí. ¿Por qué iban a elegirlo a él en vez de a cualquiera de una docena de hombres con experiencia?

—Porque si no votan lo que les digamos —respondió su padre en un tono que indicaba que Tyrion era corto de entendederas—, su Muro se derretirá antes de que les llegue un hombre de refuerzo.

Tormenta de Espadas – Tyrion IV

Asumiendo que Edd el Penas (o quizás Alliser Thorne) ocupe el puesto Nº 999, surgen varios posibles candidatos para el puesto Nº 1000, y entre ellos suenan los nombres de Jorah Mormont, Jaime Lannister, Theon Greyjoy, Stannis Baratheon, Mance Rayder, Samwell Tarly, o hasta el propio Jon de Ultratumba y el Rey de la Noche

«Un hermano de la Guardia de la Noche». Aquello significaba que no habría corona, ni hijos, ni esposa… pero significaba la vida, y una vida con honor. El propio hermano de Ned Stark había elegido la Guardia, al igual que Jon Nieve… «Tengo mucha ropa negra; solo habría que arrancarle los krákens. Hasta mi caballo es negro. Podría ascender en la Guardia, a capitán de los exploradores, incluso a lord comandante. Que Asha se quede con las malditas islas; son tan lúgubres como ella. Si sirviera en Guardiaoriente, podría capitanear mi propia nave, y más allá del Muro hay muy buena caza. Y, en lo tocante a mujeres, ¿qué hembra salvaje no querría un príncipe en su cama? —Su rostro se distendió en una lenta sonrisa—. No es posible cambiar una capa negra. Allí seré tan bueno como cualquiera…».

—¡Príncipe Theon! —El grito rompió su ensoñación en pedazos. Kromm llegaba corriendo del otro lado del patio de armas—. ¡Los norteños!

Choque de Reyes – Theon VI

Y ustedes ¿A quién le pondrían la ficha?

Deja un mensaje