El Dragon y la Loba Roja- El Jonsa is Coming!!!!

Bueno, saludos a todos los que leen el sitio, acá les traigo un ensayo preparado por nuestra querida lobastark, quien firme en sus convicciones, y de acuerdo a su estilo, nos trae un ensayo donde nos muestra que Jon y Sansa podrían terminar juntos y que la unión reciente entre el ex Lord Comandante y la Madre de Dragones fue tan solo algo del momento y está destinada a fracasar.

Este ensayo representa uno mas en la linea de desentrañar misterios y foreshadowing dejados tanto en la serie como en los libros. Acá tienen a los demás:

Paralelismos entre Canción de Hielo y Fuego, la serie Juego de Tronos y la Ilíada y la Odisea por Loba Stark

El Sacrificio de Daenerys, Parte I

El Sacrificio de Daenerys, Parte II

El Sacrificio de Daenerys, Parte III

La historia espejo de Jon y Sansa en los libros y sus simbolismos en la serie

En este tercer ensayo quiero demostrar como el denominado Jonsa o el amor entre Jon y Sansa existe tanto en serie como en libros, también quiero demostrar que en la serie y en los libros nos han metido muchos símbolos para dejarnos pistas del romance y emparejamiento final de estos dos personajes.

Tengo que decir que yo nunca vi en los libros ese romance, ni en la primera vez que me leí la saga ni en las consiguientes reelecturas, de hecho cuando se publicó la famosa carta con el primer borrador de la historia que Martin mando a su editora me quede estupefacta al enterarme de ese romance tortuoso que mantenían en el mencionado borrador Jon y Arya, me parecía inconcebible ya que para mí Arya es su hermana del alma, su alma gemela y para relaciones incestuosas, insanas y tortuosas ya teníamos a Jaime y Cersei, ¿para qué meter otra?. Más adelante leí en un conocido foro como una de sus integrantes planteaba por primera vez, o por lo memos era la primera vez que lo leía, esta posible variante del primer borrador que es el Jonsa. Los argumentos que daba esta forera eran muy buenos, de hecho son muy buenos, pero yo en aquel entonces lo di por imposible aunque reconocí que si Jon podía tener algo con alguna de sus hermanas era mucho más lógico que lo tuviera con Sansa, ya que Arya sí que ve a Jon como su hermano, mientras que Sansa solo lo ve como su medio hermano, el bastardo de la familia y con el que mantiene una relación más distante, aunque aun así, no veía tampoco esa posibilidad.

Pero todo cambio cuando vi el reencuentro de ellos en la serie, el reencuentro más emotivo precisamente que han tenido los hermanos Stark de momento, y sobre todo después cuando los dos están bebiendo cerveza y te sorprende ver que hay entre ellos una química y complicidad tremenda. Al ir transcurriendo la temporada esa “sensación” no me dejaba, de hecho se intensificaba y ya me resulto confirmada en la séptima temporada, si efectivamente, la séptima temporada, donde se nos ha querido vender un conflicto político entre Jon y Sansa, pero ese conflicto no ha sido de poder, sino del conflicto romántico, del conflicto interior que están viviendo esta pareja porque el principal problema y porque no desarrollaron claramente ese romance es porque se creen hermanos y tienen que descubrir la verdad. Como creo que también va a suceder en los libros, donde todavía se encuentran separados y también se creen hermanos, pero Martin que es el rey de los mensajes subliminales y un escritor que se vale mucho de las historias espejo nos está dejando unas pistas muy sutiles, pero muy bien colocadas, que hay que leer entre líneas, pero que están ahí anunciando que el final no va a ser tan predecible como mucha gente cree ya una vez introducido el Jonerys en la serie y es que como el mismo Martin dice en una entrevista:

He luchado con este problema, porque yo quiero sorprender a mis lectores. Odio la ficción predecible como lector, y no quiero escribir ficción predecible. Quiero sorprender y deleitar a mi lector y llevarlos en direcciones que no vieron venir.
Pero no puedo cambiar los planes. Esa es una de las razones por las que leía las teorías de los fans en los tempranos años 90, pero me detuve.
Muchos lectores estaban leyendo los libros con tanta atención que estaban vomitando algunas teorías y aunque algunas de esas teorías eran divertidas (y creativas), otras teorías estaban en lo cierto.
Al menos uno o dos lectores habían juntado las pistas más sutiles y oscuras que sembré en los libros y llegaron a la solución correcta.
Así que… ¿qué hago entonces? ¿Lo cambio? Luché con ese asunto y llegué a la conclusión de que cambiarlo sería un desastre, porque las pistas estaban allí igualmente.
No puedo hacer eso, así que sólo voy a seguir adelante. Muchos de mis lectores que no leen las teorías (afortunadamente hay cientos de miles de ellos) todavía se sorprenderán; y otros lectores dirán:
“¿Veis? Yo lo dije hace cuatro años, soy más inteligente que vosotros”.

Empezamos con las pruebas que se hayan en los libros donde Martin lo que utiliza para introducirnos en el romance de estos dos personajes son sus historias paralelas o historias espejos.

Jon y Sansa son dos jóvenes que sienten que no encajan en Invernalia, Jon por ser el bastardo del honorable Ned Stark y Sansa por querer ser una reina del sur y tener una fastuosa corte lejos del rudo, gris y frio norte.
La historia de estos dos personajes empieza con la marcha de Jon a la Guardia de la noche para convertirse en un hombre de negro o cuervo como se los denomina popularmente, una Guardia de la noche que tiene idealizada pero que se da cuenta de que no es lo que se pensaba cuando entra a formar parte de ella llevándose un baño de la cruda y dura realidad gracias principalmente a Alliser Thorne.
El caso de Sansa es muy similar porque parte de Invernalia a Desembarco del rey a cumplir con su sueño hecho realidad, el de casarse con un príncipe y vivir en una fastuosa corte para luego ser la reina, pero como todos sabemos todas sus ilusiones se derrumban al acusar a su padre de traidor y luego decapitarlo tan injustamente. Es entonces cuando Sansa a base de maltratos tanto físicos como psíquicos se da cuenta de que la vida no es como las canciones de amor que le gustaban tanto y de que ese oropel de la corte no esconde más que podredumbre, gracias sobre todo a Cersei y Joffrey y precisamente es uno de los hombres de Joffrey, el perro, la apoda “pajarito”

Los dos son introducidos en el juego de tronos; Jon haciéndose pasar por un desertor de la Guardia e introduciéndose entre los salvajes como espiá conociendo a su rey, el ex hombre de la Guardia Mance Ryder. Más adelante conoce al mismísimo Srtannis y toda su corte. Conoce a Aemon Targaryen el anciano archimaestre de la Guardia.
Sansa a su vez hace amistad con las Tyrrell y está en la corte con Cersei y Joffrey. Es casada con Tyrion, (el cual también ha conocido Jon y con el cual ha compartido viaje y charlas de camino los dos al muro), y como no, cae en las garras del rey de la manipulación y uno de los principales artífices del juego de tronos junto a Varys, Meñique.
Los dos jóvenes también comparten el ser muy observadores y estas experiencias les están mostrando todo lo que estos personajes son capaces de hacer por el poder, como gobiernan, como se desenvuelven, con sus aciertos y sus errores así como viven las injusticias que se cometen con el pueblo, Sansa en Desembarco cuando volvía a la fortaleza roja y una turba enfurecida y desesperada por el hambre ataco con tan graves consecuencias al séquito real , y Jon al convivir con los salvajes que han sido considerados unos parias y tratados casi como los animales por los otros pueblos de Poniente.
Los dos siguen siendo dos jóvenes ingenuos e idealistas pese a los sinsabores que están viviendo y salen en defensa de la gente débil; Jon defiende a Sam de las palizas y burlas que recibe de otros integrantes de la Guardia y Sansa sale en defensa del borrachín Ser Dontos de las iras de Joffrey.
Los dos sufren también sus primeras decepciones amorosas, Jon al enamorarse, romper sus votos y luego perder a Ygritte, y Sansa al descubrir realmente el monstruo que escondía su príncipe encantador, romper su compromiso con él y encima ser casada con Tyrion el gnomo.
Los dos luego son repudiados, Jon por los salvajes por considerarlo un traidor y también siendo acusado de traidor injustamente por sus propios hermanos de la guardia, e incluso siendo asesinado por ellos, y Sansa al ser declarada una asesina y convertirse en una proscrita que tiene que huir de la corte de Desembarco al ser acusada injustamente de ser junto a Tyrion los asesinos del rey Joffrey.
Es cuando Sansa huye con Meñique y tiene que hacerse pasar por Alayne Piedra y hacerse pasar por su bastarda, lo que es ni más ni menos Jon, su hermano bastardo, de hecho Sana piensa “ahora yo también soy una bastarda, como él”.

Los dos asisten a la destrucción de su familia y de su hogar sin poder hacer nada para impedirlo y los dos sueñan con reconstruir Invernalia. De hecho en este precioso onírico e incluso erótico pasaje de Festín de cuervos vemos a una Sansa que empieza a reconstruir Invernalia de memoria con la nieve. Es un pasaje que a mí me parece muy revelador por como describe esos besos que le da la “nieve” a Sansa y como los siente:

“Copos de nieve a la deriva rozaron su rostro tan ligeros como besos de amante y se derritieron en sus mejillas. Giró su rostro hacia el cielo y cerró los ojos. Sansa podía sentir la nieve en sus pestañas, saborearla en sus labios. Fue el sabor de Invernalia. El sabor de la inocencia El sabor de los sueños”

Los dos sueñas con casarse y tener una familia. En estos dos pasajes fantasean con ello aunque con otras parejas, pero sería un bonito homenaje a sus seres queridos, perdidos tan injustamente cuando coincidan como pareja en un futuro.

Si« le doy hijos, tal vez llegue a quererme. –Los llamaría Eddard, Brandon y Rickon, y los educaría para que fueran tan valientes como Ser Loras–. Y para que odien a los Lannister.» En las fantasías de Sansa sus hijos eran iguales que los hermanos que había perdido. A veces incluso había una niña parecida a Arya.

[…]

Tal vez algún día podría tener en brazos a un hijo de mi propia sangre. –Un hijo. Jon Nieve jamás se había atrevido a soñar con un hijo desde que tomó la decisión de pasar la vida en el Muro–. Podría ponerle el nombre de Robb. Val no querrá separarse del hijo de su hermana, podríamos tenerlo como pupilo en Invernalia, y también al hijo de Elí. Así Sam no tendría que mentir. Además, acogeremos a Elí, Sam podrá ir a verla una vez al año, o algo así. El hijo de Mance y el hijo de Craster crecerán como hermanos, igual que Robb y yo.»

Era lo que quería. Lo supo al instante. Lo quería más de lo que había querido nada en toda su vida.

Los dos son comparados con Ned y Cat tanto en el físico como en su manera de ser. A Jon se lo dice Stannis pero le dice que no es precisamente un cumplido porque “el honor tiene un costo muy alto”.
A Sansa se lo dice su tía Lysa y ella le dice lo mismo que Stannis a Jon, que no es una alabanza, precisamente es todo lo contrario.
Asistimos también en los libros como Sansa pide que algún héroe decapite a Janos Slynth, precisamente ese personaje, y precisamente Jon es el héroe que decapita a Janos Slynth

Voy concluyendo esta parte del ensayo con la promesa que le hizo Ned a Sansa de buscarle un caballero como marido bueno y gentil y de cómo Jon soñaba precisamente con ser el caballero dragón, o de como Sansa en Festín escucha el viento y lo asocia a un lobo “fantasma” cuando Jon muere asesinado en el muro:

“Ser Sweetrobin, “dijo Lord Robert, y Alayne supo que no se atrevía a esperar a que Mya volviera. Ayudó al chico a desmontar, y tomados de la mano salieron a la silla de piedra desnuda, sus capas rompiendo y aleteando detrás de ellos. Estaba el aire y el cielo vacíos, el suelo caía bruscamente a cada lado. Había hielo bajo los pies y piedras rotas esperando a girar un tobillo, y el viento aullaba ferozmente. Suena como un lobo, pensó Sansa. Un lobo fantasma, grande como montañas”.

Con todo esto creo que queda demostrado que sí que tenemos muchos indicios del Jonsa en los libros ya con sus dos historias que son espejos de las trayectorias del uno y del otro y de cómo comparten un arco argumental de desencanto y precisamente por todo lo que están viviendo, tanto bueno como malo y por los personajes que están rodeados, estén probablemente aprendiendo a ser unos buenos gobernantes que empiecen una nueva era en Poniente, mucho más justa, y precisamente seria de justicia karmica que Sansa fuese la reina más joven y bella, esa joven a la que tanto despreció y humilló cuando estaba en Desembarco y a la cual e indirectamente ya le ha arrebatado una de las cosas que más quería, su hijo Joffrey.

“Lo recordaré, Su Gracia”, dijo Sansa, aunque siempre había escuchado que el amor era una ruta más segura hacia la lealtad de la gente que el miedo. Si alguna vez soy una reina, haré que me amen .
~ Sansa, Choque de reyes

“Entonces no amarán”, respondió el viejo, “porque el amor es la ruina del honor, la muerte del deber”.
A Jon no le pareció bien, pero no dijo nada . El maestre tenía cien años y era un alto cargo de la Guardia de la Noche; no era su lugar para contradecirlo.
~ Jon, Juego de tronos

Ahora voy a pasar a la serie y los simbolismos tan ricos que han metido en la trama del Jonsa en concreto
Por lo pronto voy a continuar con el tema del paralelismo entre la trama de Jon y Sansa en la séptima temporada y la historia de Penelope y Ulises que inicie en el anterior ensayo.

Sabemos que Sansa es apodada por Sandor Cleganne “el perro” como pajarito y Penélope casualmente es una clase de pájaro, de la especie de los pavos en concreto. Sansa ya sabemos que utiliza en su atuendo las plumas a partir de la cuarta temporada, tal vez como homenaje a su estancia en el nido de águilas o tal vez por las plumas negras de cuervo de Jon. También Sabemos que Penélope se pasaba las noches cosiendo esperando el regreso de Ulises y una de las cosas que creo que tejió Sansa en ausencia de Jon es una red para cazar un “pájaro”, un sinsonte en concreto y esa red la llevaba en su vestido, en la falda para ser más exactos.

Sigamos con el tema del vestuario y vamos a las capas de de Jon y Sansa; en Poniente ya sabemos que en las ceremonias nupciales en vez de intercambiar los anillos como hacemos en la realidad el novio acoge a la novia bajo el cobijo de su capa, como símbolo de protección. Cuando Jon y Sansa se reencuentran en el castillo negro y están tomando cerveza mientras charlan después de tanto tiempo separados, Sansa se haya cobijada bajo la capa de Jon y esa noche Sansa le hace como buena Penélope que es una capa nueva, que entrega como regalo y yo diría incluso que como amuleto, una especie de protección para que no le pasa nada que yo compararía con el vellocino de oro, de hecho la encargada del vestuario dijo la temporada pasada que Jon cuando lleva la capa es el rey en el norte, esa capa significa Invernalia y Sansa y precisamente cuando se la quita es cuando está más vulnerable y cae ante Daenerys.
Jon y Sansa llevan también después de su reencuentro dos lobos, no uno, sino dos y mirándose el uno al otro, que curioso ¿verdad? Esto me hace pensar en el título que tenía Martin en mente para el último libro de la saga “Tiempo de lobos” y precisamente y muy probablemente esa pareja de lobos que ya se ha emparejado simbólicamente en su reencuentro y se cosen dos lobos mirándose entre sí en sus atuendos, sean los que gobiernen al final Poniente, de hecho, también Meñique en el último capítulo de la sexta temporada le dice a Sansa que ella va a ser el futuro de la casa Stark, porque Jon creo que va a seguir como Stark e incluso Nieve y no Targaryen porque su tío Ned fue quien lo crio y lo protegió como un padre haciendo un gran sacrificio y viviendo toda la vida atormentado por ello, por protegerlo de la iras de su amigo el rey Robert Baratheon.
Precisamente en el capítulo de “Guardaoriente” cuando Jon le quiere devolver Garra a Jorah Mormont este le dice que no, que la guarde para él y para sus futuros hijos e inmediatamente después suena la música de los Stark y salta la imagen a Invernalia, yo no creo que esas cosas estén ahí por casualidad, ni lo que le predice Meñique a Sansa ni lo que le dice Jorah a Jon

En el atuendo de Sansa concretamente en su famoso colgante tenemos otras pistas también muy interesantes de la unión política y amorosa de Jon y Sansa como reyes de Poniente.

El colgante que Sansa adopta en su atuendo en el último capítulo de la cuarta temporada es un círculo del cual sale una cadena con una aguja. El circulo o tita significa muerte o final, como la de Meñique o incluso la de la antigua Sansa, pero también principio o inicio y eso puede significar tranquilamente el final de una era tanto política como climática por el restablecimiento de las estaciones a su ciclo normal, que es de lo que trata esta historia básicamente y Jon, su futuro consorte, va a ser el que lleve ese nuevo orden tanto político como en la duración de las estaciones, porque el porta el equilibrio en su sangre y en las circunstancias de su nacimiento. Ese círculo partido en dos que empieza a utilizar Sansa de la cuarta temporada es sustituido por otro plateado sin ninguna partición en medio en la séptima temporada.

En la primera imagen del ese círculo del colgante me ha recordado siempre a la hebilla de un cinturón, merece también la atención la argolla de donde sale la cadena, sobre todo de la segunda imagen.

Este es el escudo de Enrique VII Tudor la casa que empezó a reinar en Inglaterra después de la guerra de las dos rosas que enfrento a las facciones York y Lancaster una de las fuentes principales donde se ha basado Martin para escribir su historia.
Si nos fijamos en este escudo y en su parte central tenemos un cinturón cerrado en círculo, un circulo como el colgante de Sansa, que casualidad, se cierra con una aguja idéntica a la que lleva en su colgante y la hebilla también es un circulo como pudiera ser el de su primer colgante que parece un hebilla de cinturón como he comentado anteriormente. Fijémonos también en el collar del perro del escudo, es circular por supuesto, y de él sale una argolla como en el collar de Sansa de la cual podría salir tranquilamente la cadena para sujetar a ese perro, muy curioso ciertamente, y esto me deja ya bastante claro que Sansa es la que representa a ese escudo con el cinturón central y el perro, en su caso loba, Jon es el dragón por ser medio Targaryen y probablemente ese león pequeñito que los corona es ni más ni menos que Tyrion como su mano. Recordemos que Tyrion conoce a los dos y a los dos aprecia.

En la serie también tenemos desde el principio foreshadowing de cómo van a acabar Jon y Sansa e imágenes que son iguales entre los personajes en las mismas situaciones reforzando sus historias espejo. Por no hablar de escenas y frases iguales entre Cat y Ned que como he explicado anteriormente son comparados tanto en físico como en su manera de ser. También queda muy evidente como conté en mi anterior ensayo de la Odisea fue Jon pierde totalmente los nervios cuando sus “rivales” le nombran a Sansa, de hecho actúa igual con Orell el cambiapieles cuando este le provoca con Ygritte. Hay una escena en concreto también de Jon besando a Ygritte igual que a Sansa en la frente, lo que ocurre es que con Sansa se frena porque la cree su hermana.
Esa atracción que sienten los dos ya la están notando Davos, Brienne, Tyrion y por supuesto Meñique.

Una escena clave para mi es cuando Jon sale de Invernalia y se da la vuelta para despedirse de Sansa, sin embargo no lo hace con Daenerys porque quien se da la vuelta es Jorah Mormont, su eterno enamorado.

Pero todo eso será contado en próximos ensayos.

Deja un mensaje