Atlas de Hielo y Fuego: Mapa Geográfico 16 – Valyria

 

En el Atlas de Hielo y Fuego, se pueden encontrar los mapas y la geografía de Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin.

 

En esta edición cubriremos el Mapa Geográfico 16: Valyria

 

En la antigüedad, Valyria era la potencia más grande en el mundo conocido. Su imperio, el Feudo Franco, se extendía desde Rocadragón en el Mar Angosto hasta casi el Estrecho de Qarth, desde el Mar de los Escalofríos hasta las sofocantes costas de Sothoryos llenas de plagas. Sus ejércitos eran los más formidables, sus riquezas más allá de lo imaginable y su alcance, a través de los miles de dragones que comandaba, lo abarcaba todo.

Durante cerca de cinco mil años Valyria fue la potencia más formidable del mundo hasta que su poder fue controlado por una fuerza contra la cual no podía luchar: la de la tierra misma. En un solo día y noche de fuego, furia y lágrimas, el Reino de Valyria fue destruido, sus grandes ciudades se inundaron en fuego y cenizas, su pueblo fue inmolado por millones y la misma tierra se partió en pedazos por los terremotos y los maremotos. Valyria se hizo añicos, para nunca recuperarse. Su tierra devastada y arruinada sobrevive hoy como una península rota y un revoltijo de islas separadas por aguas humeantes, la tierra rechazada por los viajeros. Sólo los más valientes y más locos emprenden travesías hacia las ruinas de Valyria. Pocos vuelven.

 

 

La península de Valyria se encuentra al sureste de las Ciudades Libres. La península mide aproximadamente 900 kilómetros de ancho y aproximadamente 700 kilómetros de largo de norte a sur, aunque esto es sustancialmente menor que antes de la Maldición. Antes de la Maldición Valyria se extendía casi el doble hacia el Mar de Verano, pero los terremotos devastadores hicieron que la parte sur de Valyria sea separada del continente por el mar, que se precipitó en las tierras bajas a lo largo del cuello de la península. La mitad sur de Valyria ahora consiste en tres islas grandes, al menos veintiuna de tamaño intermedio, cientos más pequeñas que aparecen en la mayoría de los mapas y aún más arrecifes y picos traicioneros que yacen bajo las olas, listos para rasgar el fondo de cualquier barco tratando de pasar. Las tierras comúnmente conocidas como “Valyria” abarcan todas estas islas, la península y todas las tierras hasta las Montañas Pintadas al norte y los Acantilados Negros al este.

 

Las Montañas Pintadas y la Ruta de los Demonios

Ubicadas en el extremo norte de la Península Valyria, las Montañas Pintadas forman una barrera entre las praderas abiertas del Mar Dothraki y las costas del sur. Las Montañas Pintadas son altas y feroces, no son fáciles de escalar o cruzar. Las montañas no eran un obstáculo para los jinetes de dragón de la antigüedad, pero eran una barrera para los colonos, canalizándolos al oeste hacia las Ciudades Libres o al este hacia las tierras más antiguas y más decadentes de la Bahía de los Esclavos.

Corriendo a través de las estribaciones meridionales hay una carretera Valyria que une la Ciudad Libre de Volantis al oeste con las tierras de la Bahía de los Esclavos, aunque la carretera termina en las ruinas de Bhorash en lo alto de los Acantilados Negros, con solo senderos y caminos menores que se extienden más al este a Meereen. Este camino se llama “Ruta de los Demonios” porque tiene una reputación temible.

La ciudad de Mantarys se encuentra en la Ruta de los Demonios, en la parte superior de la península Valyria, a menos de 1000 kilómetros de Volantis y a 700 kilómetros de Bhorash. Fundado por Valyria como un gran cruce de caminos entre el este y el oeste, norte y sur, Mantarys fue una vez una gran ciudad comercial. Podrían encontrarse allí personas de cien naciones, Sarnori, Valyrios, Ponienti y Ghiscari pregonando sus mercancías y tomando un merecido descanso en su camino a otras ciudades. La Maldición cambió a Mantarys. La ciudad sobrevivió, pero se llenó de refugiados que huían del sur. En los últimos tres siglos, la reputación de la ciudad ha caído y ahora se dice que es un lugar de salvajismo y grotescos. Se dice que los niños de dos cabezas, personas afligidas con psoriagrís y otras monstruosidades habitan allí en grandes cantidades. La Ciudad de los Monstruos, como se llama ahora, es rechazada. Aquellos que viajan por tierra desde las Ciudades Libres a la Bahía de los Esclavos intentan deslizarse por la ciudad hacia el norte, pero la geografía lo dificulta. Muchos que se atreven a la Rota de los Demonios a través de Mantarys no regresan. Ahora la mayoría de los intercambios y viajes entre el oeste y el este tienen lugar por barco, lo que da a Mantarys y la península de Valyria un amplio espacio.

 

El Mar de los Suspiros y las Tierras del Largo Verano

En la antigüedad, las Tierras del Largo Verano eran el granero de la Península Valyria. Más pequeña que el Dominio de Poniente, pero aún más fértil, esta región se extiende por aproximadamente 650 kilómetros de norte a sur y por casi 500 kilómetros de este a oeste. Los imponentes volcanes conocidos como los Catorce Fuegos se encuentran a lo largo de la frontera sur y sudeste de esta región, con cenizas de las llamas que resultan sorprendentemente beneficiosas para el crecimiento de los cultivos. Inmensas granjas salpicaban los paisajes, con bulliciosas ciudades de mercado situadas frente a las grandes carreteras de Valyria que conducían al norte hacia Mantarys, al noroeste hacia Volantis y al sur hacia Valyria. En el noroeste de esta región se encuentra el Mar de los Suspiros, un tranquilo mar interior alimentado por ríos que descienden de las Montañas Pintadas.

La Maldición cambió todo esto. La parte sur de las Tierras del Largo Verano fue destruida, simplemente cayendo al mar. Grandes cantidades de ceniza cayeron a través de estas tierras, aniquilando las ciudades y granjas que solían extenderse a través de ellos. Las aguas del Mar de los Suspiros se volvieron rojas, envenenadas por la inmundicia que caía del cielo. Anteriormente, los campos de mayor crecimiento en el mundo conocido se convirtieron en un páramo. En el extremo sur, con vistas al Mar Humeante, se encuentran las ruinas de Oros, anteriormente una gran ciudad situada en el extremo norte del paso que conduce a Valyria.

 

El Mar Humeante

El Mar Humeante es el mar más joven del mundo conocido, formado durante la Maldición de Valyria. El Mar Humeante fue una vez la parte sur de las Tierras del Largo Verano y una región montañosa dominada por los Catorce Fuegos. La erupción de las montañas colapsó las tierras, millones de toneladas de rocas que cayeron al mar que llegaron aprisa desde el este y el oeste. Varios de los Catorce Fuegos parecen haber sido completamente destruidos. Varios sobreviven en las islas (se dice que están creciendo rápidamente en tamaño de nuevo) y varios siguen siendo parte del continente y las islas.

El Mar Humeante es llamado así porque las aguas a menudo son cálidas y las brumas extrañas flotan en la superficie. Se dice que quien respira en estos vapores muere instantáneamente. Algunos marineros afirman que estas brumas son demonios y que el Mar Humeante está embrujado. Los Maestres afirman que son gases naturales, aunque nocivos, que resultan de la actividad volcánica. A pesar de reducir teóricamente el tiempo de viaje de las Ciudades Libres a Bahía de los Esclavos por una semana o más, el Mar Humeante es rechazado por casi todos los marineros. Solo los más resistentes (o más tontos) desafían sus aguas.

 

Valyria

La ciudad de Valyria fue una vez la mejor vista en todo el mundo. Una ciudad de esbeltas torres asentadas sobre canales de lava que fluian desde los volcanes del sur, los dragones debían volar de manera segura entre los edificios. Esta fue la sede del cónclave de los Señores del Feudo Franco, el lugar de reunión de los magos de fuego de Valyria y el hogar de los jinetes del dragón. Fue un espectáculo digno de contemplar, pero todo se perdió en la Maldición. Una verdadera tormenta de cenizas cayó sobre la ciudad desde el cielo, matando a casi toda la población (humanos y dragones por igual). Valyria fue abandonada, pero según algunos, la ceniza tuvo el efecto inusual de preservar también la ciudad en el mismo momento de su destrucción. Para aquellos lo suficientemente valientes como para cruzar el Mar Humeante, llegar a las ruinas y comenzar a cavar, se dice que los grandes tesoros están esperando. La mayoría de los que hacen este intento mueren o desaparecen en el intento, pero unos pocos han sobrevivido, llevando tesoros del Reino que atraen precios inmensos en los mercados de las Ciudades Libres (especialmente Volantis).

 

La Isla de los Cedros y el Golfo de las Penas

La Maldición provocó una vasta serie de maremotos que cruzaron los mares al este de Valyria y se estrellaron contra las costas del antiguo Imperio Ghiscari. La destrucción habría sido mucho peor a lo largo de la Bahía de los Esclavos si la Isla de los Cedros no hubiera detenido las olas, a un costo terrible.

La Isla de los Cedros tiene aproximadamente 250 kilómetros de largo y 50 kilómetros de ancho. Se encuentra entre las costas de la Península Valyria al oeste y la costa de las tierras que posee Astapor al este, mientras que también divide la Bahía de los Esclavos al norte del Golfo de las Penas al sur. La isla es empinada y montañosa, sus laderas inundadas con decenas de miles de cedros. Antiguamente, la isla se llamaba la Isla de las Cien Batallas, ya que el gran puerto Ghiscari de Ghozai yacía en el extremo norte de la isla, en el extremo sur se encontraba la ciudad Valyria de Velos. Situada entre los dos imperios, la isla fue escenario de numerosos enfrentamientos navales, batallas navales y ataques aéreos con dragones hasta que el antiguo Ghis fue finalmente destruido. Ghozai se convirtió en una ciudad de Valyria y tanto esta como Velos prosperaron hasta que la Maldición destruyó ambas con una ola de agua que se dice tenía unos 90 metros de altura. Solo unos pocos soldados Valyrios que guarecían las torres de vigilancia en las colinas más altas sobrevivieron.

La Isla de los Cedros nunca fue reubicada y hoy está llena de animales, incluidos jabalíes y monos. La vida animal de la isla es notablemente hostil y carece de miedo al hombre, por lo que se evita en gran medida. Con el paso de los años, ciudades como Elyria, Tolos y Astapor han reflexionado sobre el reasentamiento de la isla, pero nunca lo han hecho.

 

Elyria y Tolos

Elyria y Tolos son, junto con Mantarys y Volantis, las únicas ciudades fundadas directamente por Valyria que han sobrevivido a la Maldición, ya que su ubicación los puso fuera del alcance de las olas que destruyeron Velos y Ghozai. Las dos ciudades son relativamente pequeñas, pero ambas parecen haber encontrado una manera de sobrevivir al alinearse con la trata de esclavos y establecer lazos con los temidos Mantarys al oeste.

Elyria, ubicada en una isla cerca de la costa de la Península Valyria, al sureste de Mantarys, es oscura. Está fuera de la ruta comercial principal de la Bahía de los Esclavos a las Ciudades Libres, por lo que tiene que sobrevivir en el comercio con Tolos. Más famosa es Tolos, ubicada en la parte continental a 200 kilómetros al este, siendo más grande y mejor conocida, con un territorio interior significativo. Tolos es conocido por sus honderos, soldados altamente entrenados que usan poderosas hondas para lanzar proyectiles con una precisión devastadora.

Ambas ciudades son faros de civilización – de un tipo brutal y tosco – en una región que aún se está recuperando del mayor cataclismo que el mundo haya visto jamás. Más hacia el este se encuentran ciudades mucho más grandes y más vastas, aunque son también ciudades más decadentes y más corruptas: las grandes ciudades Ghiscari de la Bahía de los Esclavos.

 

Glosario

Freehold – Feudo Franco

Painted Mountains – Montañas Pintadas

Black Cliffs – Acantilados Negros

Demon Road – Ruta de los Demonios

Slaver’s Bay – Bahía de los Esclavos

Sea of Sighs – Mar de los Suspiros

Smoking Sea – Mar Humeante

Isle of Cedars – Isla de los Cedros

Gulf of Grief – Golfo de las Penas

Deja un mensaje