Atlas de Hielo y Fuego: Mapa Geográfico 4 – El Muro y Skagos

En el Atlas de Hielo y Fuego, se pueden encontrar los mapas y la geografía de Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin.

En esta edición cubriremos el  Mapa Geográfico 4: El Muro y Skagos

 

Los maestres de la Ciudadela enseñan que la magia es un mito, una conveniencia para contar historias que no tiene relevancia ni cabida en el mundo moderno. Algunos, más cautelosamente, concederán que quizás alguna vez la magia existió, pero se extinguió hace mucho tiempo. Estos maestres forjan eslabones de acero Valyrio y estudian antiguos textos orientales o pergaminos religiosos, pero no pueden encender las antiguas velas de Valyria ni comunicarse con los arcianos como se dice que lo hicieron los Hijos del Bosque. La magia, afirman, ya no existe.

 

El Muro y las tierras circundantes, c. 297 DC.

 

Para aquellos que viven a lo largo del límite norte de los Siete Reinos, sin embargo, hay evidencia de que la magia alguna vez existió y era capaz de hazañas que empequeñecen a la de los hombres de hoy. Un sólido muro de hielo se extiende imposiblemente atravesando el continente. El Muro, según la tradición, fue levantado hace ocho mil años al final de la Batalla por el Amanecer, para impedir el regreso de los misteriosos Otros de las Tierras del Eterno Invierno. La hermandad juramentada de la Guardia de la Noche se formó para defenderla y contener la oscuridad más allá.

 

El Muro y El Agasajo

El Muro tiene casi exactamente 480 kilómetros de largo, extendiéndose desde la Garganta del Agualechosa hasta la costa de la Bahía de las Focas. Tiene más de 9 metros de ancho en la parte superior, lo suficiente para que una docena de hombres circulen al mismo tiempo, y es un poco más grueso en la base. El Muro tiene más de 200 metros de alto, pero en algunas partes del este, donde el paisaje se vuelve más escabroso, las colinas llevan el Muro a más de 275 metros de altura, superando incluso a la Torre Alta de Antigua. Solo se dice que los legendarios Cinco Fuertes de Yi Ti, con 300 metros, son más altos, y ninguna construcción en el mundo conocido puede igualar su tamaño.

El Muro está hecho de hielo sólido, aunque también se puede encontrar grava compactada y piedra en sus cimientos. Algunos registros antiguos de la Guardia de la Noche pueden hacer referencia a que el Muro era considerablemente más bajo de lo que es ahora, y que el Muro ha aumentado en altura a lo largo de milenios a medida que la lluvia y la nieve han ido aumentado su masa. La altura del Muro es una gran molestia tanto para los defensores como para los atacantes, ya que necesitan complejos tramos de escaleras de caracol o elevadores de cuerda y polea para llegar a la cima del Muro, dificultando la coordinación defensiva efectiva contra grupos de enemigos pequeños y maniobrables.

La cara del Muro es lisa, y sin asideros. Escalar el Muro requiere de piñones que se inserten en el hielo y se utilizan cuerdas para asegurar a los escaladores. Es extremadamente peligroso, lento y poco práctico para los grandes ejércitos, pero pequeños grupos de asalto a menudo escalan el Muro de esta manera en el otoño y el invierno para atacar al Norte de los Siete Reinos. Durante la primavera y el verano, el Muro a menudo “llora”, nunca se derrite, sino que la superficie se vuelve resbaladiza y húmeda. Esto hace que escalar sea mucho más difícil.

Es posible flanquear el Muro por mar, pero los salvajes no tienen una fuerte tradición naval. Las tribus de la Costa Helada tienen naves de ataque, pero no son lo suficientemente numerosas como para transportar grandes ejércitos. Las tribus del Bosque Encantado oriental son aún menos expertas en los viajes por mar, y la Guardia de la Noche mantiene una pequeña flota defensiva en Guardiaoriente del Mar para desafiarlas. Una vez más, pequeños grupos de invasores pueden alcanzar el sur del Muro, pero no en número suficiente como para desafiar seriamente a la Guardia de la Noche.

La última forma de rodear el Muro es por tierra. El Muro se extiende hasta el extremo sureste de la Quebrada, el escarpado cañón cortado en las montañas por el paso del Agualechosa al entrar en la Bahía de Hielo, pero no a través de ella. Atravesando la Garganta en este punto hay un estrecho puente de piedra. Los grupos de ataque podrían cruzar el puente o escalar la Garganta, pero este punto débil está defendido por una fuerte fortaleza, Guardiaoccidente del Río. Habiendo sido una fortaleza permanentemente dotada con una guarnición de cientos de exploradores, hoy en día el castillo se encuentra en mal estado y la guarnición se ha retirado a la protección más formidable de la Torre Sombría a varios kilómetros al este. Sin embargo, la Guardia de la Noche vigila el puente y puede reforzarlo rápidamente.

Diecinueve castillos se extienden a lo largo de la base del Muro, pero solo tres están permanentemente habitados, como consecuencia de la disminución de la mano de obra de la Guardia de la Noche. Estos son: la Torre Sombría cerca del extremo occidental del Muro; el Castillo Negro cerca del centro del Muro, donde se encuentra con el Camino Real; y Guardiaoriente del Mar en el extremo este de la fortificación. De los castillos restantes, el más grande y más notable es el Fuerte de la Noche, que alguna vez fue el bastión principal de la Guardia de la Noche, pero fue abandonado a instancias de la Reina Alysanne Targaryen hace dos siglos cuando el costo de su funcionamiento se volvió imposible. La Guardia retiró su cuartel general principal hacia el este, al mucho más pequeño y práctico Castillo Negro. A pesar de que los castillos abandonados ya no cuentan con personal permanente, la Guardia rota pequeñas patrullas a lo largo de ellos para evitar que sean utilizados por bandidos o transeúntes.

Cada uno de los castillos presenta una puerta y un túnel a través del Muro, pero los túneles de todos los castillos abandonados se han rellenado de escombros y hielo para evitar que se utilicen para pasar bajo el Muro. Los túneles de los castillos restantes están fortificados con múltiples puertas y posiciones defensivas, junto con defensas a lo largo de la parte superior del Muro, incluyendo armas de asedio, catapultas y arqueros. Aunque estos defienden cada uno de los tres castillos principales (y aún quedan 25 kilómetros entre cada una de las fortalezas abandonadas), todavía hay largos tramos del Muro sin guarnición, lo que permite que pequeñas bandas de salvajes se escabullan entre las defensas.

La Guardia de la Noche también controla todas las tierras al sur del Muro, de costa a costa, a lo largo de 240 kilómetros. Originalmente, Brandon el Constructor otorgó a la Guardia todas las tierras al sur a lo largo de 120 kilómetros como el Agasajo, o Agasajo de Brandon, pero este fue duplicado por la Reina Alysanne y el Rey Jaehaerys I, con el nuevo tramo conocido como el Nuevo Agasajo. El Agasajo consiste en un gran tramo de tierras de cultivo, bosques, pastos y, en el oeste, montañas. Hubo un tiempo en que esta tierra era muy cultivada y albergaba a miles de habitantes que trabajaban arduamente para apoyar la Guardia, enviando granos, cerveza y leche al Muro. Siglos y milenios atrás, las fuerzas de la Guardia de la Noche se contaban cómodamente en decenas de miles, con hombres que voluntariamente elegían servir con honor y distinción.

Cuando Aegon el Conquistador aterrizó, diez mil hombres montaban guardia en el Muro. Pero ese número ha disminuido y hoy en día solo alrededor de mil hombres custodian todo el Muro, la mayoría de ellos criminales o exiliados. Con menos hombres protegiendo el Muro, se necesitan menos agricultores y herreros para abastecerlos. Sin embargo, menos hombres que protejan el Muro también significan más incursiones de salvajes capaces de atacar granjas y minifundios, desalentando a los colonos. Como resultado, el Agasajo ahora está en gran parte vacío y abandonado, las personas se desplazan hacia el sur en busca de climas más cálidos y fáciles de defender.

Hay algunos pueblos y granjas aún existentes en el Agasajo, siendo el más conocido Villatopo. Situada a unas pocas horas de marcha o cabalgata en dirección sureste del Castillo Negro, la aldea ayuda a abastecer la Guardia y también ofrece una de las pocas oportunidades de descanso y relajación fuera del Muro.

Durante los largos inviernos, el propio Muro proporciona un refugio significativo para la Guardia de la Noche de las tormentas del norte. Además, la base congelada del Muro permite que grandes cantidades de alimentos se congelen y mantengan durante años.

 

La isla de Skagos, ubicada en la Bahía de las Focas frente a la costa noreste de Poniente. Las ubicaciones en Skagos son altamente especulativas y no se debe confiar en ellas.

 

Skagos

Frente a la lejana costa norte oriental de los Siete Reinos se encuentra un grupo de islas tenebrosas. Hay siete islas lo suficientemente grandes como para aparecer en los mapas y muchos grupos de rocas más pequeños que salpican sus orillas. La isla más grande se conoce como Skagos.

De norte a sur, Skagos mide aproximadamente 350 kilómetros. La isla tiene aproximadamente 230 kilómetros de ancho en su punto más ancho. La isla es grande y montañosa, con importantes áreas interiores de tierras altas y montañas.

La isla es ventosa y de clima severo, azotada por fuertes tormentas en otoño e invierno, y completamente aislada del mundo exterior. Sin embargo, está habitada. Los Skagosi, o “hijos de la piedra”, son gente muy resistente, conocida por su ferocidad y salvajismo en batalla. En el pasado distante los Skagosi habrían cruzado la Bahía de las Focas en barcos para atacar y comerciar con el Reino del Norte. Fueron derrotados por el Rey Brandon IX Stark quien dirigió sus grupos de ataque, construyó una flota e invadió Skagos. Él derrotó sus ejércitos, destruyó sus barcos y astilleros prohibiéndoles el pasaje por mar. Invasores vasallos en el mejor de los casos, los Skagosi volvieron a levantarse en rebelión durante el reinado del Rey Daeron II Targaryen, obligando a Lord Barthogan Stark a volver a invadir la isla. Los Skagosi fueron derrotados, pero Lord Barthogan fue asesinado.

Las ubicaciones en la isla de Skagos son especulativas. Tres grandes clanes o casas Skagosi controlan la isla principal: los Crowls de Deepdown, los Stanes de Driftwood Hall y los Magnars de Kingshouse. Sin embargo, desdeñan la presencia de septones o maestres, por lo que los detalles finos de la geografía de las islas siguen siendo un misterio.

Los Skagosi tienen un contacto limitado con el continente, aunque siguen siendo vasallos de los Stark de Invernalia. Se sabe que honran la tradición de tomar el negro: un Crowl sirvió como Lord Comandante de la Guardia de la Noche hace mil años y un Stane sirvió como Primer Explorador por un tiempo.

Otros detalles sobre la isla son escasos. Sabemos que los Skagosi son peludos y se sugiere un contacto con la isla oriental distante de Ib. Cuán plausible es esto, con Ib ubicado a más de cinco mil kilómetros al este, no está claro. Los Skagosi permanecen profundamente inmersos en la cultura de los Primeros Hombres, continúan hablando la Antigua Lengua y adorando a los viejos dioses del bosque. También se sabe que los Skagosi comercian pieles, cuchillas y puntas de flecha de obsidiana (vidriagón), lo cual sugiere una posible actividad volcánica en las islas Skagosi. Otra afirmación curiosa es que los Skagosi usan “unicornios” como corceles y bestias de carga. Algunas investigaciones de los maestres sugieren que estos “unicornios” pueden no ser más que una especie de cabra resistente con un solo cuerno, pero la verdad del asunto sigue sin estar clara.

Las otras islas Skagosi parecen estar escasamente habitadas, si es que lo están: Skane, una pequeña isla situada al noroeste de Skagos, fue saqueada y toda su población fue asesinada o esclavizada hace siglos.

 

La construcción del Muro, de Chase Stone para El Mundo de Hielo y Fuego.

 

Notas

El Muro tiene casi exactamente 480 kilómetros de largo, extendiéndose desde la Garganta del Agualechosa hasta la costa de la Bahía de las Focas. Tiene más de 9 metros de ancho en la parte superior, lo suficiente para que una docena de hombres circulen al mismo tiempo, y es un poco más grueso en la base. El Muro tiene más de 200 metros de alto,

Asumiendo dimensiones uniformes de 200 metros de alto por 9 metros de ancho por 480 kilómetros de largo, el Muro consistiría en 864.000.000 metros cúbicos de hielo.

La capa de hielo de Groenlandia pierde 250 billones de toneladas de hielo por año (9 trillones en un siglo, elevando los niveles del mar aproximadamente 2,5 centímetros hasta el momento), o alrededor de 250 veces el volumen total del Muro anualmente, por lo que el derretimiento del Muro causaría un impacto global insignificante en los niveles del mar. Sin embargo, probablemente resultaría en inundaciones localizadas extensas a lo largo de la costa y en la Isla del Oso y Skagos.

El tamaño de Skagos, cuando se agregan las islas más pequeñas, parece coincidir con el de la isla de Irlanda.

  • Realmente estas entradas son muy buenas. Gracias por traelas al sitio idola!!!

    • Yeah! Gracias por la nieve Val, ya se estaba haciendo desear! Estoy cagada de calor, así que es muy refrescante! Summer is coming

  • Loba Stark

    Buen trabajo Lady¡

  • Lady Seaworth

    ¡Muy bueno! A mí me gustan los mapas a color.

    No sé si conocen esta página (calculo que sí) pero se las dejo, es como el “Google Maps” del mundo de CdHyF.

    https://quartermaester.info